¿Te interesa este artículo? Recibe más contenidos como este cada semana, haz click aquí
compartir twittear

La economía al servicio de las personas

compartir twittear
12 de febrero, 2013 - Recibe notificaciones de nuevos artículos como este aquí

A finales del mes de enero se presentaba en La Casa del Tibet (Barcelona) un manifiesto elaborado por el Grupo de Economía de la Coordinadora Catalana de Entidades Budistas (CCEB). Bajo el título “Manifiesto para una Economía Budista”, el documento desarrolla un total de nueve puntos en los que se presenta una visión budista como respuesta a la situación crítica en la que se encuentran las bases y fundamentos de la economía actual.

Una cultura basada en la paz y la armonía, la educación en unos valores que fomenten la convivencia, una visión integral de nuestro medio ambiente que nos aproxime en lugar de alejarnos de él o la importancia de la cooperación entre los diferentes agentes sociales, son algunos de los puntos que desarrolla el manifiesto.

El texto, urge a crear un nuevo paradigma económico que garantice la continuidad y prosperidad de nuestro medio social y natural durante muchas generaciones. Lejos de ofrecer un planteamiento idealista, utópico o incluso demagógico, el propio manifiesto nos invita a adoptar una actitud sabía ante el propio escrito, a concebir el cambio no como algo repentino o milagroso sino como algo sujeto a causas y condiciones: “El cambio no es una revolución que aparece en los medios de comunicación de repente” dice, “el cambio es una transformación en nuestro estilo de vida”.

Este cambio de paradigma, que supone utilizar como indicar de la prosperidad de un país el bienestar personal de sus ciudadanos en lugar del producto interior bruto, es algo tan cotidiano para los ciudadanos de Bután como lo es para nosotros la prima de riesgo. Según Sachs (Universidad de Columbia), parte del éxito de Bután, se debe a una actitud reflexiva guiada por principios budistas: “fui a Bután para entender mejor cómo se aplica la GNH [felicidad nacional bruta]. No hay una fórmula, sino un proceso activo e importante de debate nacional que se adapta a la seriedad del desafío y a la profunda tradición de reflexión budista de Bután.”

Analizando el ejemplo de Bután, parece evidente que la integración individual de unos valores fuente de bienestar psicológico resultan en el bienestar del conjunto de la sociedad. Dicho de otra manera, verse a sí mismo NO como un individuo aislado sino como interconectado e interdependiente es el camino hacia la felicidad.

cultura

Profundiza en tu práctica
ENSEÑANZAS - VÍDEOS - ARTÍCULOS - RETIROS

Últimas Publicaciones

También en cultura

Día internacional del VIH/SIDA

Centro Zen Abhirati

Centro Zen Abhirati
Tierra del Buda
Blog del Centro Zen Abhirati
Copyright © 2017 Tradición Budadharma Zen Soto